Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ahmadineyad cierra la campaña electoral amenazando a sus rivales

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, acusa a sus rivales en las elecciones presidenciales de este viernes de adoptar tácticas difamatorias empleadas por Hitler y les advirte de que podrían enfrentarse a penas de prisión por insultarle, durante un mitin en Teherán en el último día de campaña.
Ahmadineyad se enfrentará este viernes a otros tres rivales y según los sondeos el ex primer ministro Mir Husein Musavi podría llegar a una segunda vuelta. Tanto este como los otros dos candidatos han acusado a Ahmadineyad de mentir sobre la situación de la economía, que se está viendo muy afectada por la alta inflación y la caída de los ingresos petroleros.
Según Ahmadineyad, sus rivales han violado las leyes que prohíben insultar al presidente. "Nadie tiene derecho a insultar al presidente y ellos lo hicieron, y eso es un delito. La persona que insulta al presidente debería ser castigada y el castigo es la cárcel", ha apuntado durante el mitin en la Universidad Sharif de la capital.
Musaví pide una amplia participación
Por su parte, el candidato independiente pro reformista Mir Husein Musaví ha cerrado la campaña electoral con un multitudinario acto en la universidad del Lorestán, en el oeste del país, donde ha animado a los votantes a acudir a las urnas para evitar "un Irán destruido".
"Nos hemos reunidos aquí, y en todo el país, porque no queremos un Irán destruido", ha afirmado el ex primer ministro ante una multitud enfervorecida. Musaví ha aprovechado el último acto de campaña electoral para volver a criticar una vez más, con dureza, la política exterior y la gestión del económica del actual presidente y principal rival, el ultraconservador Ahmadineyad.