Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Adriana Lima, Emily Ratajkowsk y Kaia Gerber reinan en los Media Fashion Awards

Cuando llega la Semana de la Moda de Nueva York, en la ciudad que nunca duerme, todo es moda y es el momento elegido por The Daily front row para reconocer a las figuras más influentes en el mundo fashion en los Media Fashion Awards, que se entregaron anoche en el Park Hyatt de la ciudad y reconoció con un premio en su cuarta edición a la modelo revelación Kaia Gerber y la aportación al mundo de la moda del fotógrafo Sebastian Faena, entre otros.
La fiesta estuvo plagada de grandes top models y de otras que lo serán en breve como Gerber, la hija de Cindy Crawford y Rande Gerber que ya ha grabado su primera película Sister Cities y se enfundó un vestido negro con transparencias y bordados en la parte baja de la falda. En un día tan especial como éste no podría faltar su madre y top de los años 90, que se enfundó un vestido asimétrico, también en negro, de Tom Ford.
Karlie Kloss fue de las pocas que escogió un color que no fuera el negro y optó por un vestido largo y abotonado rojo y cinturón negro para marcar si figura de Ronald van der Kemp Couture y sandalias de Giuseppe Zanotti.
Otros ángeles de Victoria's Secret que no quisieron perderse la cita fueron Adriana Lima, que estaba espectacular con un sencillo vestido negro palabra de honor y labios rojos.
Emily Ratajkowski se marcó un 'Angelina Jolie' con un vestido negro cut out con abertura de vértigo.
Entre las más sexys y a la vez más sencilla gracias a su vestido lencero se coló Barbara Palvin que además escogió un look beauty gótico con un half bun que le aportaba un toque muy desenfadado.
Sailor Brinkley Cook marcó la diferencia gracias a sus zapatos: combinó un vestido de terciopelo con unos botines granates... eso sí no se coló entre las más elegantes de la noche.