Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acuerdo de coalición entre el Likud y el ultraderechista Israel Beitenu

El partido derechista Likud del primer ministro designado, Benjamín Netanyahu, trabaja hoy para completar una coalición de Gobierno que apuntale el acuerdo alcanzado anoche con el ultranacionalista Israel Beitenu, de Avigdor Lieberman.
Ambas formaciones anunciaron un pacto que pondrá a Lieberman al frente de la diplomacia israelí y dará otras cuatro carteras a miembros de su partido: a Stas Meseznikov la de Turismo, a Uzi Landau la de Infraestructuras Nacionales, a Sofa Landver la de Absorción de Inmigrantes y a Itzhak Aharonovitch la de Seguridad Pública.
Con los quince de Israel Beitenu, Netanyahu -con 27- consigue un total de 42 diputados para su futura coalición parlamentaria, a la que deberá sumar ahora nuevos apoyos hasta obtener al menos los 61 escaños que le dan la mayoría absoluta en la Cámara.
Su alternativa más probable está en la extrema derecha y los partidos ultra-ortodoxos judíos, pero no se descarta que finalmente la líder del partido de centro derecha Kadima, Tzipi Livni, dé el sí a un amplio gobierno con su rival político.