Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Activistas marroquíes bloquean la frontera con Melilla

Protestas en Marruecos obligan a cortar el tráfico rodado en la frontera con MelillaCNN+/Cuatro
Se tensan las relaciones diplomáticas entre España y Marruecos. Un pequeño grupo de activistas marroquíes ha bloqueado este jueves la frontera de Melilla entre España y Marruecos. Este boicot está dificultando seriamente el tráfico de camiones y ha provocado que, según algunas informaciones, tres cuartas partes de los puestos de fruta y pescado de la Ciudad Autónoma hayan tenido que cerrar.
Asociaciones marroquíes protestan por los supuestos abusos de la Policía española contra marroquíes que cruzan a Melilla y dentro de una escalada de tensión que el Gobierno consideraba zanjada tras la llamada del Rey a Mohamed VI.
Melilla pide más contundencia
El presidente de Melilla, Juan José Imbroda, ha acusado al Gobierno de Marruecos de "magnificar" los incidentes ocurridos en la frontera con España buscando otros "intereses" y, además, ha lamentado la "falta de contundencia" para responder que, a su juicio, ha demostrado el Ejecutivo español.
"Los incidentes son bajísimos, pero se han magnificado", ha denunciado Imbroda apuntando directamente al Gobierno marroquí, en declaraciones a la Cadena Ser, a la vez que ha reconocido que espera que la tensión disminuya después de que el Rey Don Juan Carlos llamara al monarca alaui, Mohamed VI.
Provocaciones a la Policía
Según ha explicado, el origen de estas tensiones es obra de un grupo de alrededor de 20 ciudadanos marroquíes que "provocan" a la Policía española y la Guardia Civil en la frontera.
Pero lo más grave, según ha criticado, es que las fuerzas de seguridad del país alauí les "permiten hacer estos desmanes" por los que cortan el tráfico en la frontera o boicotean los productos españoles.
Además, ha advertido de que el Gobierno español podría haber protestado ante las autoridades marroquíes también en numerosas ocasiones y no lo ha hecho, y ha puesto como ejemplo una "agresión" que sufrieron los representantes de las fuerzas de seguridad de Melilla cuando cruzaron al país vecino para una reunión de trabajo.
Para Imbroda, al Gobierno español le ha faltado "contundencia" para responder a los incidentes que se estaban provocando en la frontera y pedir a Marruecos "cortar" con las provocaciones.