Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acció Solidària cree que las familias de los españoles secuestrados en Mauritania han recibido una prueba de vida

Osán ha asegurado que aunque no tienen constancia firme de que esta fe de vida se haya producido, lo deducen de las conversaciones que han mantenido con los familiares, que son los que están en contacto con el gobierno de España,
"Extraoficialmente nos han comentado que algo han podido ver, que algo les han enseñado, pero oficialmente nosotros no tenemos confirmación de esta fe de vida" ha remarcado el presidente de la ONG, que desde la liberación de Alicia Gómez, hace cuatro meses, no son interlocutores del gobierno español, que se mantiene únicamente en contacto semanal con los familiares de Roque Pascual y Albert Vilalta.
En este sentido, Osán ha señalado además que "si el Gobierno afirma taxativamente, semana tras semanas que nuestros compañeros están bien de salud, y que las cosas van bien, suponemos que tienenalgún tipo de prueba para confirmarlo, sino sería un acto de irresponsabilidad total, el gobierno no podría decir de forma rotunda que se encuentran bien, si no lo sabe".
En cuanto a la noticia de que el malí Omar Saharaui, condenado a 12 años de prisión por su participación en el secuestro de los tres cooperantes, hubiera sido extraditado a Mali, como parte de las negociaciones para liberar a los secuestrados, Osán ha subrayado que no se conoce oficialmente cuáles son las peticiones de AQMI.
"Ha sido un secuestro un tanto extraño en este sentido, ya que sólo había un grabación en el que se reivindicaba la autoría, pero no un segundo comunicado de los secuestradores concretando las peticiones, y nos hemos movido por la especulación, de los rumores que han ido apareciendo por los medios de comunicación de Mali, Burkina o Mauritania", ha explicado el presidente de la ONG.