Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dolor en Mallorca por la muerte del ciclista atropellado por una conductora ebria

Silencio en la comisaría donde Biel trabajó como policía local durante 24 años. Además se dedicaba a la investigación de accidentes de tráfico. La conductora del coche que le atropelló está en prisión sin fianza. La jueza piensa que hay riesgo de fuga por ser turista. Se llama Florence, tiene 35 años, ha admitido los hechos y ha pedido perdón a la familia de la victima. Según su declaración había bebido una botella de vino blanco a medias con su pareja, y dos chupitos de hierbas. Con eso cuadruplicó la tasa de alcohol permitida. También ha asegurado que conducía a unos 70 kilómetros por hora y que no vió al ciclista por un cambio de rasante. Ella se enfrenta a una pena de hasta 4 años de cárcel. Biel, el fallecido, deja a sus 44 años una mujer embarazada de 5 meses y un hijo de 8 años.