Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acaba una Feria "positiva" a pesar de la "crisis, el volcán y la lluvia"

La Feria de Abril de Sevilla concluye esta noche tras seis días de fiesta y con un balance "positivo" a pesar de la "crisis, el volcán y la lluvia", que ha hecho descender el número de asistentes al Real, según ha destacado la delegada de Fiestas Mayores de la ciudad, Rosamar Prieto.
En su 163 edición, lo más destacable de la Feria ha sido que en una ciudad efímera equivalente a una población de 600.000 habitantes no se han registrado "incidentes ni sobresaltos", ha subrayado la delegada, que ha resaltado la novedosa portada de este año y el hecho de que no se celebraran "botellones" en esa zona.
La crisis
La crisis económica ha provocado que desciendan en torno a un 40 por ciento el número de coches de caballo que han acudido cada día a la Feria de Sevilla, que tiene 370.000 bombillas, 1.047 casetas y mueve unos 675 millones de euros.
La delegada ha explicado que aunque se han matriculado los 1.400 coches de caballo de años anteriores, no todos han ido de paseo por el hecho de que ponerlos en la calle cuesta unos 6.000 euros.
"Ha sido una Feria agradable" en la que no ha habido "tanta bulla" como en otras ocasiones y en la que la gente ha podido moverse por el recinto con más facilidad, ha agregado la responsable sevillana de Fiestas Mayores.
El volcán y la lluvia
La erupción del volcán islandés, por su parte, ha provocado una descenso de vuelos procedentes de Europa y la llegada de turistas "muy potentes económicamente" porque ocupan hoteles de cinco estrellas.
Otro factor que ha perjudicado a la Feria han sido las lluvias intermitentes que han caído hasta el viernes, lo que ha retraído a numerosos ciudadanos de fuera de Sevilla y de la capital andaluza, ha apuntado la concejal.
A pesar de todo ello, Prieto afirma que los servicios de limpieza municipales han retirado un millón de kilos de basura, una cifra casi igual a la de otros años, y el metro, en su segundo año que presta servicio para la Feria, ha aumentado un 12 por ciento el número de viajeros transportados, lo que ha hecho descender a los que se movieron en taxi.
Rosamar Prieto ha enfatizado que la portada de este año marcará "un antes y un después" porque ha sido "espectacular", "no tan típica" y ha estado "expedita", lo que ha beneficiado para dar una buena imagen a los turistas porque acuden a ese lugar al principio de su visita al Real.