Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AENA y los controladores vuelven a negociar tras el "no" a la huelga

Los representantes de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) acudirán este miércoles a la reunión de la Mesa Negociadora que ha convocado AENA tras conocer la decisión del sindicato de renunciar a la huelga durante el mes de agosto, según ha indicado su secretario de Comunicación, César Cabo.
"Por supuesto que estaremos en la reunión", ha dicho Cabo después de que el presidente de AENA, Juan Ignacio Lema, anunciara la convocatoria de la reunión para este miércoles a las 17.00 horas. Previamente, al anunciar la decisión del sindicato de no ir a la huelga en agosto, el portavoz de USCA había subrayado que "no es hora de reproches" y que es necesario ponerse a trabajar.
Para no perjudicar el turismo
Según ha declarado Cabo, el sindicato ha entendido la preocupación del sector turístico español. Sin embargo, no han aclarado si habrá huelga de controladores aéreos a partir de septiembre, aunque USCA espera que AENA vuelva a la mesa de negociaciones.
La reunión del Comité Ejecutivo, prevista en principio para el próximo jueves, se ha adelantado dos días para, según los controladores, paliar la incertidumbre que han denunciado tanto el Ministerio de Fomento y AENA, como el sector turístico y las compañías aéreas.
A las puertas del hotel donde ha tenido lugar la reunión, el secretario de Comunicación de USCA, César A. Cabo, ha asegurado que la decisión que salga de este encuentro es la "definitiva", ya que no es necesario que la asamblea nacional la refrende.
Responde a Zapatero
Cabo ha respondido también a las declaraciones del presidente del Gobierno, José Luis Zapatero quien apelando a "su sentido de la responsabilidad" ha pedido a los controladores que eviten la huelga y acepten la oferta de Fomento, que se tendrán en cuenta "todas las posibilidades" permitan buscar una solución al conflicto. En este sentido, Cabo ha explicado que han comprendido las palabras que les ha dedicado el Presidente.
AENA ve "razonables" algunas demandas
El presidente de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), Juan Ignacio Lema, ha afirmado que algunas de las demandas de los controladores son "razonables" pero que "no es aceptable reducir la jornada y mantener el salario". "Seguir ganando 200.000 euros al año pero trabajar menos, que es lo que pretende, no es posible, ya que salario, jornada y productividad van ligados", ha declarado.
Lema ha asegurado que la compañía está abierta y dispuesta a negociar una jornada menor, pero siempre que el salario se ajuste a dicha jornada. "No tenemos inconveniente ninguno en negociar una jornada de 1.500 horas, pero lógicamente el salario tiene que negociarse paralelamente", ha añadido. "Si se reduce la jornada y se mantiene el salario estaríamos encareciendo nuestros costes e incumpliendo el mandato y el objetivo principal de la Ley y el real decreto que es situar las tarifas, los costes y las jornadas en la media europea", ha insistido.
Lema ha apuntado que la compañía está dispuesta a ceder "en algún punto" y a discutirlos "todos", pero siempre que la ley se cumpla. "En aquellos aspectos que la ley permita flexibilizarla estaremos dispuestos a modifica nuestra postura pero no tenemos capacidad para cambiar la ley". El responsable de AENA ha recordado que en seis de los 12 puntos reivindicados por USCA se han alcanzado acuerdos cediendo ambas partes, tales como la situación de los mayores de 57 años y en temas de formación, pero ha afirmado que en los puntos clave para cerrar el acuerdo como las jornadas y los salarios la "ley no se va a negociar". Así, se ha referido a la petición de USCA de fijar el descanso nocturno en el 50 por ciento, frente al 33 por ciento que fija la ley.
"Vamos a hacer todo lo posible por alcanzar un acuerdo en la mesa de negociación, pero si no es posible estamos dispuestos a aceptar cualquier solución dentro de la ley, la más sencilla y lógica es el arbitraje voluntario, con la designación de un árbitro de mutuo acuerdo, que emita un laudo de obligado cumplimiento. La tercera alternativa, no nos planteamos otra, sería la de la huelga, la más indeseable por injustificada, pues la propuesta de AENA es razonable, y por injusta, ya que perjudicaría gravemente a la economía del país, al sector turístico y a los pasajeros", ha concluido.