Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AENA y los controladores aéreos reanudan la negociación

La dirección general de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) y la comisión ejecutiva de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) se reunirá este martes con el objetivo de reanudar las negociaciones del convenio colectivo, bloqueadas desde 2004, fecha en la que expiró.
Se trata de la primera reunión entre el ente público y los representantes del sindicato mayoritario del colectivo, USCA, que agrupa al 95 por ciento de la plantilla de los más de 2.300 controladores con los que cuenta AENA, tras la aprobación del real decreto por el que Fomento recupera la capacidad de control y gestión del tránsito aéreo.
Asimismo, durante el encuentro se analizará "el nuevo marco jurídico", establecido en el real decreto aprobado el pasado viernes por el Ejecutivo. Por su parte, AENA ofrecerá al colectivo reanudar "cuanto antes" las negociaciones del convenio colectivo, bajo las "nuevas condiciones".
Mientras, el ministro de Fomento, José Blanco, ha defendido que el nuevo decreto no cambia las condiciones de trabajo de los controladores sino que "regulariza" situaciones de trabajo en las que se advertía cierta ilegalidad.
Marco jurídico de los controladores
El nuevo decreto fija una jornada laboral obligatoria de una media de 1.750 horas anuales, frente a las 1.200 que recoge el actual convenio. Además, limita las horas extraordinarias a un máximo de 80 al año, frente a las 600 horas actuales.
De esta forma, establece una media efectiva de 18 horas a la semana en jornada diurna y de 12 horas semanales en turno de noche, descontados los descansos habilitados. Con estas nuevas condiciones, el salario medio se reduce desde los 350.000 euros anuales a los 200.000 euros.