Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Noticias Cuatro 20h

La investigación en torno a la presunta corrupción en la empresa Canal Isabel II ha destapado un nuevo ejemplo de lo difícil que resulta denunciar estos delitos. Y es que se ha conocido que hace 9 años, en 2008, una funcionaria de esta empresa alertó que se habían desviado más de 3 millones de euros de la empresa pública. Pero tuvo la mala suerte de que la carta con su denuncia se la remitió justo a Ignacio González. La funcionaria acabó sancionada, perdiendo su trabajo e incluso se querellaron contra ella por revelación de secretos.