Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro estrena 'Negocios al límite', un coach para salvar empresas en crisis

negocios al límitecuatro.com

Un gimnasio hundido por las discrepancias entre un padre y un hijo; un taller de chapa y pintura con unos empleados irresponsables, una peluquería con una plantilla indisciplinada o un asador de pollos con un jefe que grita e insulta a sus empleados son algunos de los negocios que se someterán a terapia de choque en 'Negocios al límite'.

En toda España hay muchos negocios, pymes, con problemas, más allá de los económicos, que se debaten entre encontrar una fórmula para sobrevivir o echar el cierre para siempre. Pastelerías, panaderías, herbolarios, talleres, zapaterías, peluquerías, supermercados de barrio, veterinarias, bares, cafeterías, restaurantes… hay miles de negocios con serios problemas para sobrevivir, ahogados en su propia impotencia.
Los problemas, en muchos casos, vienen creados por problemas personales que hacen que la gestión diaria del negocio sea una tarea imposible. Y eso es lo que este programa busca, casos impactantes de gente que no es capaz de dirigir su negocio porque no tiene capacidad de liderazgo y no conoce el negocio, trata mal a sus empleados o a sus clientes, no es capaz de organizar el trabajo de sus empleados o de controlarlos, es un negocio familiar y hay mucho conflicto entre la familia. Y lo peor de todo es que, en la mayoría de los casos, la soberbia, el orgullo, la prepotencia, la depresión, el stress o la impotencia no les permite reconocer sus errores o buscar soluciones, haciendo que entren en un bucle que complica todo aún más.
MDSPGL20140114_0011
Los elementos clave en un negocio que funciona mal
  • Propietario con mala actitud hacia el trabajo, el establecimiento, sus empleados y su forma de dirigirlos. Con incapacidad manifiesta para gestionar su negocio.
  • Establecimiento o punto de venta con una mala imagen, falta de higiene, orden, o simplemente anticuado. Se tendrá en cuenta la imagen interior y exterior, escaparates, almacenes, trastiendas…
  • Mala atención al cliente, desidia y mala educación
  • Empleados con actitud de dejadez, que no acatan órdenes, o con comportamientos poco ortodoxos.
  • Mala gestión económica del negocio
  • Negocios con problemas para adaptarse a los nuevos tiempos: dificultades con la informatización y el uso de las nuevas tecnologías
  • Negocios familiares donde no se dé paso a la segunda generación, y esto genere conflictos
  • 'Negocios al límite' se centra en los clientes
    Como marca diferenciadora, 'Negocios al límite pone especial atención a la figura del cliente. "Es curioso que los negocios que hemos visitado no se han parado a escuchar lo que sus clientes opinan de ellos. Me parece un error garrafal, pero todos lo cometen", explica la coach.
    Por ello Beatriz de la Iglesia comienza su trabajo mostrando al equipo de cada negocio al límite la opinión de  los que, en definitiva, tienen la última palabra para la superviviencia de su empresa: los clientes. Ellos expondrán las causas que les han alejado de ese negocio y al final de cada programa, expresarán si de nuevo el negocio merece su confianza. Beatriz no da por terminado el trabajo hasta que éstos quedan satisfechos
    La coach de 'Negocios al límite'  tiene claro que son los clientes quienes  darán una segunda oportunidad al negocio si los dueños siguen sus técnicas. "El cliente siempre tiene la razón – afirma Beatriz – y hay que lograr recuperar a los que se han ido y conseguir corrigiendo los errores cometidos  que lleguen nuevos. Solo así, el negocio dejará de estar en una situación límite."