Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guille y Cris, atacados con el rodaballo

Guille está alucinando con su hija, "se está desenvolviendo en la cocina como nunca me hubiera imaginado antes", ha asegurado. Y es que Cristina está mejorando mucho en los fogones, pero en esta ocasión se les ha echado el tiempo encima. Una vez más la maldición de la patata ha sido la protagonista del plato. El puré no estaba en su punto y María Jiménez se ha dado cuenta, aunque Guillermo ha intentado disimularlo con el pasapuré.