Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cristina casi deja tuerto a su padre con una pasa

Padre e hija han comenzado muy compenetrados. Primero Cristina ha sellado el cordero y después lo ha horneado a 220 grados. A parte del carré, tenían que preparar el cus-cús, la verdura, dátiles en tempura, la cebolla caramelizada... y el estrés se ha apoderado de Guillermo. Pero ha conseguido dar el punto de cocción a la carne, según María Jiménez Latorre.