Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Receta: Garbanzada manchega

Garbanzada manchegacuatro.com

Aprende a cocinar un palto tradicional manchego, una garbanzada. Los ingredientes principales de esta receta son el bacalao y las espinacas.

Ingredientes (para 4/5 personas):
- Ingrediente sorpresa: garbanzos de bote 1 Kg
- 750 g de bacalao en su punto de sal
- 250 g de espinacas
- 4 huevos
- 1 diente de ajo
- Perejil
- Pan rallado
- 1 barra de pan
½ Kg de patatas
Los pasos de la receta
PASO 1: Patata y espinaca
Cortar la patata en cachelos no muy grandes y poner a cocer durante 20 min.
PASO 2: Cortar el bacalao en trocitos de bocado.
PASO 3: Limpiar y cortar espinacas. Poner a cocer las espinacas en otra olla.
PASO 4: Cocer unos huevos en un cazo.
PASO 5: Para preparar los “rellenos”, majar un diente de ajo y un poco de perejil en un mortero. Batir dos huevos y mezclar ambas cosas. Añadir pan rallado hasta que tenga una consistencia apta para formar los rellenos.
PASO 6: Con la ayuda de una cuchara sopera, formar los rellenos, dándoles una forma similar a la de una croqueta pero menos alargadas.
PASO 7: Poner 1 dedo de aceite de oliva en una sartén y freír el bacalao.
PASO 8: Colar el aceite sobre otra sartén y cuando esté caliente, freír los rellenos.
TRUCO: Dori recomienda que uses el mismo aceite para freír el bacalao y los rellenos. De esta forma consigues una transferencia del sabor.
PASO 9: Sofreír 2 dientes de ajo sin piel en una sartén  con un poco de aceite de oliva y, a continuación, añadir una cucharada de pimentón dulce y apartar del fuego para evitar que se queme.
PASO 10: En una olla grande poner los garbanzos, añadir los trozos de bacalao, los rellenos y la patata cocida. Dejar que los sabores se mezclen.
PASO 11: Mientras, preparar unos trozos de pan para freírlos en el mismo aceite de nuevo.
PASO 12: Cuando estén dorados, meter en el mortero y machacar.
PASO 13: Por último, poner un poco de agua de la olla en el mortero para despegar el pan y añadir a la olla.
PASO 14: Servir en cuencos de barro junto con el huevo cocido.