Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Begoña, antes muerta que sencilla

Miguel ha tenido problemas en los fogones para quitarles la piel a las codornices, aunque el tiempo ha estado más centrado en ellos que en la cocina. Miguel ha querido saludar a su “marido”, algo que a su madre no le ha gustado nada: “Si dice mi novio no me importa, mi marido queda marujón”. Pese a ello, han conseguido terminar su receta.