Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una madre que acepta a su hijo "sea como sea y haga lo que haga"

La afición de su hijo de torturar, matar y guardarse las orejas como trofeos, y que tanto parecían atormentarle, no suponían ningún problema para una madre que. internada, no mostraba signos de preocupación ante el lado oscuro que emitía su hijo desde el comienzo del capítulo