Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UAC cree que los muertos congelados pertenecían a una secta

Buscan hombres y mujeres que necesitan ayuda. Sarah Rose, la víctima, era madre soltera. El líder de la secta usaba un lavado de cerebro y aislaba física y mentalmente a sus víctimas, además de encerrar a sus miembros para congelarles y que experimentaran la euforia de despertar de la muerte.