Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reid: “Le hemos clasificado como un justiciero fundamentalista”

En el escenario del secuestro más reciente, Reid se da cuenta de que en las transcripciones de las entrevistas con los padres hay un hecho similar. Todas las víctimas son niños gamberros: la primera se escapó de su casa, la segunda lanzó papel higiénico a las casas y la tercera salió para hacer trastadas a sus vecinos en Halloween. Además, los agentes no descartan que sea un fanático religioso que termina liberando a sus víctimas para que escarmienten con ese castigo.