Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La afición de Geisler por la viodeoconsola provoca continuas broncas en la pareja

Geisler se quedó en el paro hace dos años y tuvo que dejar su carrera como boxeador. Prefiere jugar a la videoconsola que hablar continuamente los problemas que tiene la pareja. "Ella piensa que no le presto atención, pero yo trato de decirle que se tome la vida de otra manera, que no sea tan quisquillosa y que todo tiene solución", explica. Al llegar a casa, Vanessa se encuentra con Geisler jugando y ambos terminan en una nueva discusión. Solo el hecho de decidir qué van a cenar termina en reproches. La pareja está en la cuerda floja.