Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los gritos y los reproches hacen imposible la comunicación entre Daniel y Mónica

Los gritos, insultos y reproches hacen imposible la comunicación entre la pareja, tiene que comprender que así es inviable formar un auténtico hogar. Pilar les somete a la primera terapia: tendrán que formar un puzle, Mónica posee las instrucciones y Daniel tendrá que seguir sus órdenes. La emisora, Mónica no es clara, grita y el mensaje no llega. Dani es el receptor, pasivo desde el principio y no puede recibir bien el mensaje.