Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

María: "Yo hago lo que quiero y punto"

Para Mari es más importante su propia felicidad que encargarse de su marido y su hijo pequeño. A ella lo que le gusta es ganar dinero trabajando de día y de noche en su bar donde, además los clientes no paran de flirtear con ella, mientras en su casa, es su marido el que cuida de su hijo pequeño. Mari y Vicente tienen hijos mayores de matrimonios anteriores con los que no tienen ninguna relación. A Mari le va la marcha y quiere ir a una familia en la que el padre sea guapo porque eso, “me alegraría la convivencia”.