Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En una remota isla paradisíaca...

La vida en la Tierra se ha extinguido. Los concursantes de un reality viven abandonados a su suerte en la isla remota que sirvió de escenario al programa. Las estúpidas reglas del concurso, que en su día fueron la base del juego, son hoy sus normas de vida. Los nominados son la última esperanza de que la Humanidad sobreviva. Pero ellos, ajenos a todo, siguen jugando.

¿Y cómo juegan? Pues sacando lo peor de sí mismos. Se nominan, se alían, se traicionan. En su circunstancia cualquiera se uniría a los demás para hacer frente a una muerte casi segura. Pero a los concursantes les preocupan precisamente sus congéneres. En sus manos está algo más terrible que la muerte: la nominación. O, peor todavía... ¡La expulsión!
Cuando el programa se emitía, el tiempo se medía por dos hitos semanales: la "prueba" y la "conexión con el plató". Ahora, con su desaparición, es como si el tiempo se hubiera detenido. Para los habitantes de la isla no existen las horas ni los días. Como mucho, alguno comentará:
-¿No se os está haciendo larguísima esta semana?
Más información sobre la serie y los personajes