Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos nuevas búsquedas, muchas emociones encontradas

Dos hermanos separados tras un bombardeo en la Guerra Civil y un hijo que busca a su padre adoptivo y se encuentra con el biológico
El protagonista de la primera búsqueda de la noche es Iván un joven de Castalla (Alicante) aficionado al tunning. Iván busca a su padre. No le conoce, nunca le ha visto. Su madre, siempre le contó que su padre era Daniel Bickert, un estudiante de antropología americano que conoció en España. Al poco de nacer Iván, se casaron y se fueron a vivir a Estados Unidos. Pero su madre quiso volverse a España y toda la familia decidió mudarse y empezar una vida nueva aquí. Un malentendido hizo que Daniel no se reuniera con su familia, y un telegrama diciendo que estaba en camino es la última pista que tienen. Nunca llegó y nunca supieron nada más de él.
Pero lo más curioso es que, años después, Iván decidió emprender la búsqueda de su padre y al pedir su partida de nacimiento descubrió que Daniel no era su padre biológico, como él había creído siempre. En la partida de nacimiento figuraba otro nombre. Su madre confesó, entonces, que Daniel le reconoció pero que no era su padre biológico. Con estas noticias salimos, por primera vez en La búsqueda, con un doble propósito: encontrar al padre biológico y al adoptivo de Iván. Una búsqueda, con la reportera Verónica Dulanto, que comienza en Alicante, pasa por Jaén y recorre Estados Unidos de Oeste a Este.
El segundo caso, llevará a la reportera Isabel Costa a conocer la historia del padre de Paulina, nuestra protagonista. En plena Guerra Civil dos hermanos huían con su madre de un bombardeo en Navas del Rey, pero se separaron. El hijo acabó en un hospital donde conoció a un militar herido que le adoptó. Vivió en Madrid con su familia adoptiva hasta que con 20 años decidió emigrar a Colombia. Allí ha rehecho su vida pero siempre pensando qué habrá sido de su madre y su hermana, a las que nunca volvió a ver. Ahora, su hija Paulina viaja a España a intentar descubrir qué pasó con su tía y su abuela desde aquel día en que las bombas les separaron. La búsqueda comienza en Colombia para recoger a Paulina y nos llevará a Navas del Rey (Madrid), para finalizar en Bilbao.