Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres mujeres quieren conocer sus raíces

Silvia acaba de cumplir 18 años y ha decidido que es el momento de conocer a su familia biológica. Ella nació en Rumania y con unos meses fue adoptada por una familia catalana. Aunque para ella su familia es la española siempre ha sentido la necesidad de conocer sus orígenes, su tierra...
Sus padres adoptivos le apoyan y animan porque ven que es importante para ella. Además Silvia padece una enfermedad hereditaria, talasemia, y si algún día necesitara un trasplante su familia biológica podría ser de gran ayuda.
Para La Búsqueda Silvia cuenta con el documento de adopción donde figura el nombre de la madre, el de la abuela y el del abogado que llevó la adopción. Sus padres, que recogieron personalmente a Silvia en el momento de la adopción, recuerdan que se la entregaron en un taxi, que la madre era muy joven, y que la familia parecía de raza gitana. Con estos datos, y muchas ilusiones, Silvia viaja a Bucarest para reencontrarse con su pasado. Durante el viaje Silvia encontrará respuestas y poco a poco se irá sintiendo como en casa.
La segunda historia de la noche está protagonizada por Regina. Esta joven vasca, residente en Canarias, es hija de madre soltera. Su madre le puso sus apellidos y apenas tuvo datos de su padre. Regina nació en Bilbao, después de que su madre abandonara Madrid y dejara atrás a su pareja sentimental. Regina es fruto de una relación que no llegó a buen puerto. Entre los pocos datos que pudo recopilar de su pasado, uno fue determinante y le ha acompañado y atormentado toda su vida. Una vez rota la relación de sus padres, Francisco Javier, su padre, rehizo su vida con otra mujer y tuvo un nuevo hijo, apenas tres años más joven que nuestra protagonista. Regina sabe que su padre murió muy joven en Madrid, con apenas 24 años, pero siempre quiso saber qué fue de aquel hermano. Su único hermano, que ha heredado el nombre del padre, Francisco José.
Regina abandona Canarias y pone rumbo a Madrid. En la capital de España espera lograr las respuestas necesarias que le llevan a su hermano, una persona totalmente desconocida que le podría cambiar la vida. En este recorrido hacia su pasado, la joven buscadora de 28 años espera, además, poder conocer mucho más a su padre a través del los testimonios de su familia paterna e incluso poder visitar la tumba del hombre que le dio la vida.
La última historia de la noche nos llevará a Venezuela tras la pista de la madre biológica de una joven de 26 años adoptada por una familia tiñerfeña cuando era un bebé. Ahora, tras llevar una vida feliz junto a sus padres adoptivos, Victoria quiere conocer a la mujer que le dio la vida.