Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La memoria de todos

Especial informativo presentado por Iñaki Gabilondo
La reciente aprobación parlamentaria de la Ley de Memoria Histórica ha devuelto a la primera página de los periódicos la necesidad de restañar las heridas de la Guerra Civil y la dictadura franquista. Por ello, el viernes 9 de noviembre a las 00:20h, Cuatro emite el especial La memoria de todos, presentado por Iñaki Gabilondo, que ofrece una panorámica de esta situación vista desde tres perspectivas complementarias, a través de tres reportajes: Francisco Franco ¡presente!, Por Dios y por España y Fusilados, desaparecidos y olvidados. El especial viene motivado por la coincidencia de dos noticias recientes: la aprobación en el Congreso de la llamada Ley de Memoria Histórica y la beatificación en el Vaticano de 498 martires de los años 30 y la Guerra Civil.
El primero de los reportajes, Francisco Franco ¡presente!, elaborado por Daniel Serrano, hace un recorrido por el simbolismo franquista desde la cuna a la tumba del dictador. Constatamos como 32 años después de la muerte de Franco, miles de placas, relieves, estatuas e inscripciones siguen glorificando al régimen surgido del golpe de Estado del 18 de julio y a sus instigadores. En pueblos y ciudades, asistimos al debate entre los vecinos a favor y en contra de la retirada de los símbolos. Escuchamos los sentimientos de víctimas del franquismo que se cruzan a diario con elogios al dictador. Visitamos elementos franquistas, como el yate Azor, reconvertido en reclamo turístico y homenajes desvencijados como el enorme monumento en la provincia de Valladolid que recuerda brazo en alto a Onesimo Redondo, uno de los fundadores del fascismo español. Descubrimos cómo la nueva ley de memoria histórica está acelerando el cambio del callejero franquista y también que la retirada de símbolos, aunque rodeada a menudo de mucho ruido, apenas tiene repercusión porque el debate se apaga en cuanto desaparece el símbolo en cuestión. El viaje termina en el Valle de los Caídos con una reflexión y una pregunta ¿realmente puede despojarse a este monumento de su carga franquista para convertirlo en lugar de reconciliación como pretende la ley? Nos la responde Fausto. Batalla inútilmente por recuperar los restos de su padre, un republicano muerto en la guerra que fue enterrado en el Valle de los Caídos sin el consentimiento de su familia: "Yo nunca iré al Valle de los Caídos", dice. "Es imposible. Ahí está enterrado Franco. Allí están víctimas y verdugos. Es terrorífico".
Por Dios y por España, reportaje de Edurne Arbeloa, explora el papel jugado por la Iglesia en la Guerra Civil y en el recuerdo de esa misma guerra, ahora que se ha embarcado en la beatificación en masa de católicos muertos en el enfrentamiento civil. Vemos cómo la ceremonia de Roma fue prácticamente secuestrada por la ultraderecha: "Desde que España ha dejado de ser católica, este país es un caos", arenga a nuestra cámara una veinteañera familiar de un beatificado: "Queremos la España de siempre, la España de los santos, de los mártires y los cruzados". Escuchamos testimonios de la persecución que llevó al asesinato de unos siete mil religiosos en los años 30 en nuestro país. Tratamos de explicar por qué sucedió, cómo se echó la Iglesia española en brazos de Franco, cuál fue su evolución posterior, cuánto hay de política y cuánto de religión en las beatificaciones, por qué se producen precisamente ahora -coincidiendo con una ley de la Memoria Histórica muy criticada por los obispos- y hasta qué punto la Iglesia mantiene el desequilibrió histórico en el reconocimiento de las víctimas en función del bando que las asesinó.
En Fusilados, desaparecidos y olvidados, Antonio Valverde arranca en una fosa de "rojos" fusilados en Villanueva del Rosario para mostrarnos el silencio y la vergüenza que impone el terror político, la transmisión genética del miedo en hijos y nietos de fusilados y la presencia muy viva del recuerdo de la Guerra Civil en este pequeño pueblo malagueño. "La semilla del mal está en el pueblo", comenta María Vallejo, hija de fusilado. "Serán más jóvenes, serán los nietos o serán los biznietos pero la semilla está en el pueblo". Hijos y testigos recuerdan las últimas horas de lo fusilados. Antropólogos e historiadores nos introducen en el laborioso trabajo de reconstrucción de sus identidades. El reportaje resalta también cómo el trabajo de unos simples voluntarios, sin apenas apoyo administrativo, encuadrados en asociaciones para la recuperación de la memoria histórica han tenido el coraje de reabrir una cuestión que parecía definitivamente cerrada, un debate que ha llevado precisamente a la elaboración de la Ley de Memoria Histórica, un asunto pendiente que han sabido plantear a la luz de estos tiempos: España, un país cuyos jueces se han significado en la persecución de dictaduras lejanas en Argentina y Chile, mantiene bajo su tierra a miles de sus propios "desaparecidos" casi olvidados en cunetas y cementerios.