Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

10 jóvenes adictos a las drogas, ante el reto más importante de sus vidas: salir de su autodestrucción

Durante un mes, el presentador de Soy adicto, Quico Taronjí, seguirá todo su proceso implicándose en cada uno de los casos. Los 10 jóvenes quieren dejar de vivir el infierno en el que están inmersos. Por ellos y por sus familias. Unas familias que se muestran esperanzadas, pero también atemorizadas por lo que les pueda esperar en su regreso. Los familiares serán el primer apoyo de los chicos para que inicien su rehabilitación. Muchos de ellos han gastado sus últimos cartuchos y en Soy adicto no quieren echarlos a perder...
La Fundación Girasol, una fundación de carácter benéfico asistencial sin ánimo de lucro, con más de 25 años de experiencia, será la encargada de poner en tratamiento a estos jóvenes.
Pero esta experiencia no va a ser nada fácil. Tan sólo se trata del primer paso en un largo proceso de rehabilitación y cualquier error puede convertirse en un inconveniente para superar esta fase de desintoxicación.
Lejos de su entorno habitual, tendrán la oportunidad de reflexionar sobre lo que han sido sus vidas y la repercusión que el consumo de estas sustancias ha tenido en sus familias. Para ello se someterán a una serie de terapias y actividades, tanto de grupo como individuales, en las que analizarán las causas y consecuencias de su adicción.
Durante esta etapa, los protagonistas comprobarán cómo afloran sus sentimientos y emociones, adormecidos anteriormente por efecto de las sustancias. En esta situación deberán hacer frente a sus errores, sus miedos, su desilusión y su falta de autoestima. ¿Serán capaces por fin de hacer frente a los problemas del día a día sin refugiarse en las drogas?
Un duro esfuerzo que les llevará a afrontar una nueva vida y a establecer un nuevo tipo de relaciones más saludables y menos dependientes.
Aislados y con cuatro semanas por delante, descubrirán que no sólo ellos han caído, y que con una voluntad firme y una ayuda cualificada, es posible empezar de nuevo. Pero además, el programa les acompañará después de su proceso de rehabilitación para descubrir quiénes han conseguido salir adelante.
Soy adicto es una adaptación de Rehab, un formato de origen holandés emitido en NED3 con un gran éxito de audiencia que les ha llevado a repetir con una segunda temporada. El programa se ha estrenado también en Alemania en RTL2 y se encuentra en fase de preproducción en su adaptación en Finlandia.