Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos historias dramáticas de familias rotas por la distancia

La búsqueda viaja a la tierra del country para encontrar a los sobrinos de Mariana. Un trepidante viaje que nos llevará desde Sevilla a la América más profunda y que tendrá un desenlace de lo más inesperado. Los contrastes entre los miembros de una misma familia sorprenderán al espectador.
Mariana vive en Sevilla, tiene 63 años y busca a los hijos de su hermana, Teresa, a los que no ve desde hace más de 20 años. Teresa se casó con un militar americano destinado en España y tuvieron dos hijos. Con el tiempo, toda la familia se fue a Alemania. Poco después, Teresa enfermó y se la llevaron a Estados Unidos, donde estuvo convaleciente hasta que murió. Desde entonces, no saben nada de sus cuñado ni de los sobrinos. La abuela, madre de Teresa y Mariana, se murió con la pena de no haber encontrado sus nietos y, ahora su hija, sale en su búsqueda. Para este caso, La búsqueda, con el reportero Boro Barber, viaja a San Antonio (Texas), última dirección conocida de la familia. Allí se encontrarán con muchas sorpresas.
El reportero Juan Serrano será quien acompañe al segundo buscador de la noche, en una historia dramática de familias desectructuradas. Juan, el protagonista de este segundo caso, busca a su hermana, Soledad. Ella se marchó por problemas con su padre cuando cumplió la mayoría de edad, hace más de 15 años. Sus dos hermanos Juan y Sebas la echan mucho de menos y siempre han querido saber de ella. La última vez que la vieron fue hace unos años por casualidad. Juan, nuestro buscador, se la encontró en Madrid, trabajaba en los parquímetros y estaba embarazada. Él le pidió el teléfono pero ella no quiso dárselo, dijo que llamaría y nunca lo hizo. Esta es la única pista que sus hermanos tienen de ella. Sebas no puede salir en su búsqueda y es Juan, el hermano mayor, el que emprende este viaje con la incógnita de, si una vez encontrada, ella querrá verle. Salimos de Valladolid y, pasamos por, Madrid y Torrevieja (Alicante), para acabar de nuevo en Madrid.