Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro estrena Menuda decisión

Dani y Didiercuatro.com
A partir del 21 de julio, todos los sábados a las 18:00h.
¿Qué pasaría si dejáramos nuestra vida sentimental en manos de nuestros hijos? La respuesta, mañana sábado, a las 18,00h, en ¡Menuda decisión!, el nuevo programa de Cuatro donde los hijos de padres sin pareja escogen a los candidatos ideales para ocupar el corazón de sus progenitores. Los niños son los verdaderos protagonistas de este original y divertido formato que no pretende formar parejas, sino mostrar las opiniones de los más pequeños con respecto a la vida sentimental de sus padres.
En los tiempos que corren, las responsabilidades de los hijos y el trabajo hacen muy difícil a los padres sin pareja encontrar a alguien con quien compartir su vida. Por eso los niños han tomado las riendas y han comenzado la búsqueda del candidato ideal para su padre o su madre. Pero ¿serán capaces de elegir a la pareja que más les convenga a sus padres? Menuda decisión hemos dejado en sus manos.
Los niños, unos jueces peculiares
La mecánica del nuevo programa de Cuatro, producido por 3 Koma, es muy sencilla. Tras un divertido casting, que realizan los propios niños con sus criterios y realizando atrevidas y sorprendentes preguntas tipo ¿Cuánto me vas a dar de paga? ¿Me haces los deberes de Matemáticas?, los futuros pretendientes deben de pasar todo tipo de pruebas ideadas por los pequeños que, más adelante, eligen a los dos candidatos que más les han gustado para su padre o madre. Cada uno de los seleccionados tendrá la oportunidad de pasar un fin de semana lleno de actividades divertidas y emocionantes con la familia, y así poder ganar el afecto tanto de los niños como de su futura pareja.
Después de estos dos fines de semana ‘en familia’, los peques de la casa tienen una gran decisión que tomar: escoger al candidato que más les haya gustado. Al elegido le esperará una cita romántica para conocer más a fondo al padre o madre de estos peculiares jueces. Pero ¿coincidirán los gustos de los niños con el de su padre o madre? Aquí es donde radica uno de los aspectos más divertidos del programa, los espectadores conocerán al candidato elegido al mismo tiempo que el padre o la madre de los niños que, en algunas ocasiones, se darán cuenta de que sus hijos les conocen más de lo que creían o… todo lo contrario.
En el primero de los seis programas de que consta ¡Menuda decisión!, los protagonistas serán la familia Zambrana, residente en la localidad barcelonesa de Mollet del Valles. Daniel (14 años) y su hermano Didier (11 años) por fin se han puesto de acuerdo en algo: elegir un novio para María, su madre. Los más pequeños de la familia Zambrana someten a los candidatos a un casting de lo más atrevido. El primer aspirante conquista a toda la familia con un fin de semana lleno de actividades. Mientras compiten en una partida de paintball, navegan en velero y juegan en la playa, María no puede ocultar su entusiasmo por el nuevo integrante de la familia. Pero aún no hay nada definitivo. Falta el segundo candidato y está dispuesto a luchar. Patinaje, baloncesto y juegos en casa, demuestran que los hermanos Zambrana han vuelto a acertar con su elección. Llega la hora de la verdad y la decisión no puede ser más difícil: Didier apoya al primer candidato y Daniel al segundo. ¿Serán capaces de elegir al hombre que más le convenga a su madre?¡Menuda decisión!
Perfil Familia Zambrana:
La familia Zambrana vive en Mollet del Vallés (Barcelona). María tiene 41 años y es madre de dos niños, Didier, de 14 años, y Dani, de 11. Criar a sus dos hijos y ser jefa de equipo en una empresa de soldadura ocupan el 100% de su tiempo. Tras su jornada laboral, María vuelve a casa, pero allí le espera su segundo trabajo, organizar las labores del hogar y luchar con sus dos hijos. El mayor, Didier, es muy desordenado y el pequeño, Dani, aunque siempre está dispuesto a ayudar a su madre, es un torbellino que no para.
María se ha casado y divorciado en dos ocasiones. Su primer matrimonio duró 8 años y fruto de esta relación nacieron sus dos hijos, Didier y Dani. Desde la última ruptura, María no ha vuelto a enamorarse. Por eso, los hijos de esta catalana están deseando buscarle un novio para que, de una vez por todas, sea feliz en el amor.