Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se acabaron los días buenos

SINOPSIS
Todo comienza cuando un misterioso evento provoca que los siete mil millones de personas que habitan La Tierra se desmayen a la vez. Será en la mañana del 29 de noviembre de 2009. Durante este tiempo cada persona verá pequeños flashes de lo que vivirá exactamente dentro de seis meses. Pero seguramente lo primero que impactará a la población será el desconcierto generalizado que ha provocado que todo el mundo cayera fulminado allá donde estuviera. El mundo se convierte en un caos, espectaculares accidentes en las carreteras, en los puestos de trabajo, en los hogares, en las calles...
Podría haber miles o quizá cientos de miles de personas muertas y heridas. Nadie sabe que ha pasado, pero sin duda están ante la mayor y más inesperada catástrofe mundial.
Los supervivientes de este acontecimiento quedarán profundamente conmocionados tras ver durante los dos minutos y diecisiete segundos que han permanecido inconscientes, que vivirán el 29 de abril de 2010. Este es el caso del agente especial del FBI Mark Benford, que cayó inconsciente junto con su compañero Demetri, durante una peligrosa persecución por la ciudad de Los Angeles. Cuando Benford comienza a sospechar que lo que ha visto será su futuro quedará impactado. Con ayuda de sus compañeros y utilizando todas las herramientas que estén a su alcance, se embarcarán en la difícil misión de investigar qué ha pasado y porqué. El testimonio de cada persona puede tener importancia en esta misión.
La vida de todos y cada uno de los habitantes del planeta, será diferente a partir de ahora. Algunos vivirán ahora con temor, otros quizá con entusiasmo pero todos expectantes. Nadie sabe cómo será la vida a partir de ahora.