Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Verónica Alpino

Mito sexual de una generación, heredera de la fortuna de la familia Alpino (lapiceros). Ha entrado en la treintena y han dejado de ofrecerle papeles de tía buena, para recibir ofertas de madre, e incluso alguno de abuela joven, lo que la ha empujado a pasar por los mejores quirófanos del país. Le estalló una teta cuando la tiraron del helicóptero, se le ha abierto el bótox del labio inferior, se le ha caído la lentilla azul del ojo izquierdo y ya no la encuentra. Aún así, no ha perdido un gramo de su altivez, su soberbia y su porte.