Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Toda la verdad

Claire, una dinámica abogada, y su marido, un contratista de éxito con su propio negocio, viven en la idílica Marin County. Están locamente enamorados y piensan seriamente en ampliar la familia, pero un delito casual en su casa provoca una sucesión de acontecimientos que rompe en pedazos su mundo.
Poco después del robo, los abordan unos agentes del FBI y, para gran sorpresa de Claire, arrestan a Tom. Lo acusan de haber asesinado bajo su verdadero nombre, Ronald Chapman, y bajo su verdadera identidad como militar de operaciones especiales, a inocentes civiles en El Salvador y de haber sido un fugitivo los últimos quince años.
Al principio Claire cree que esa acusación ha de ser un caso de falsa identidad. Tom, sin embargo, reconoce los hechos, aunque asegura ser inocente de la masacre, denunciando que quienes la ordenaron lo han elegido a él como chivo expiatorio, ya que es el único que puede identificarlos.
Claire deberá prepararse para defender a su marido ante un tribunal militar, aunque dado el desconocimiento de sus reglas debe contar con la ayuda de un defensor militar retirado a quien atrae la idea de enfrentarse a la jerarquía uniformada que lo deshonró hace años.