Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Remontada madridista para seguir creyendo

El Real Madrid supo remontar un 1-2 contra el Getafe con un jugador menos por la expulsión de Pepe. Mientras que las matemáticas le permitan seguir aspirando a la Liga, los madridistas demuestran que no se van a dar por vencido
El Real Madrid recibía a quien se ha convertido durante estos años en su bestia negra, el Getafe. Ganar es el único verbo que le vale al equipo de Juande Ramos para poder seguir vivo en la lucha por la Liga. Y ganar es el único verbo que aplican cada jornada.
El partido disputado en el Bernabéu se puede calificar de auténtica locura, de partido de parque, de frenesí. Se vieron goles, cinco en total, y de gran calidad.
En el minuto 83 el Getafe se adelantó con gol de Albín, y tres minutos después el equipo blanco empató tras un magnífico gol de falta de Guti. El partido seguía vivo.
A falta de cinco minutos el equipo de Victor Muñoz tuvo la posibilidad de sentenciar el partido tras el penalti de Pepe sobre Casquero. Casquero falló el penalti por tirarlo a lo Panenka. Oportunidad desfallecida. Quién no falló fue Higuaín, quien materializó un bello tanto en los últimos suspiros del partido dando los tres puntos necesarios para que el Real Madrid pueda seguir creyendo que la Liga es posible.
Ahora toda la presión la tiene el Barcelona que recibe en su casa al Sevilla, tercer clasificado. El equipo de Pep Guardiola se ve obligado a ganar si no quiere perder el colchón de seis puntos que le separan del equipo blanco.