Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Quinta temporada de Ajuste de cuentas

España sigue inmersa en la crisis económica y el futuro no parece muy esperanzador. Deflación, crecimiento negativo, morosidad, paralización de mercados... Mientras que parte de las grandes economías europeas comienzan a recuperar algo de estabilidad, la sociedad española continúa en números rojos, según las últimas previsiones de Bruselas. El regreso de Ajuste de cuentas a Cuatro, el coach que intenta ayudar a las familias a solucionar sus problemas económicos, llega en el momento adecuado.
Ajuste de Cuentas vuelve con dos nuevos objetivos: hacer frente al desempleo y a la falta de autoestima. Y es que muchas de las familias que atraviesan una crisis financiera en su economía doméstica tienen algo más que problemas económicos: además de vivir paralizadas por el miedo y el paro, también muestran una gran ansiedad al verse al borde del abismo económico. Además, en esta temporada seremos testigos de cómo una gran parte de las nuevas generaciones siguen dependiendo de sus familias ahogando económicamente a sus padres, la mayoría pensionistas o sin trabajo. Una vez más, nuestro experto en conflictos financieros, Vicens Castellano, será el que guíe a seis familias en esta nueva forma de administrarse y lo hará mostrando al Vicens más contundente.
Daños colaterales
Sobrevivir con menos se ha convertido en la política de la mayoría de los hogares españoles que con cautela, esperan el fin de la crisis y la mejora de sus cuentas corrientes. Pero, ¿qué pasa cuando ya no se puede sobrevivir con menos? ¿y si además se acumulan las deudas?
Éste es el caso de los Burdallo, que tras quedarse en paro el cabeza de familia, están pagando no sólo sus deudas sino también las de su hija. Lo mismo les ocurre a los Simón Valbuena que con una sola pensión viven 8 personas. Eso sí, aunque cuatro miembros están en el paro, ninguno tiene entre sus planes buscar trabajo. Los Cabanes, por su parte, están acusando un sobreendeudamiento excesivo adquirido en el pasado unido a una falta de ingresos.
El sentimiento de fracaso es otra de las características de las familias de esta nueva temporada. Por ejemplo, Miguel Ángel Muñoz, un camionero sevillano que por primera vez está sin empleo, no encuentra consuelo ni en su hija ni en su mujer. Lo mismo les ocurre a los García Sánchez. María José, separada y con tres hijos no termina de encontrar la estabilidad con Francisco, su nueva pareja. La falta de trabajo, la desconfianza y la oposición sobre todo de la hija mayor, que ni estudia ni trabaja, son los obstáculos contra los que diariamente lidia nuestra protagonista.