Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Programa 3

Paula Vázquez se enfunda el traje de Caiga quien Caiga y se convierte en reportera
Nuevas secciones, invitados estrella y una forma diferente de hacer humor con la clase política son las novedades que Caiga quien Caiga: Paula Vázquez se convierte en una intrépida reportera de CQC, el programa inaugura un renovado Curso de ética periodística, el actor Fele Martínez se enfrenta a las pruebas más disparatadas del CQTest y Esti celebra el primer año del gobierno de coalición vasco con un particular reto.
Además, CQC viaja al Festival de cine del Sáhara para poner la única alfombra roja en la zona más árida del planeta, acude al estreno de la última película de Julio Medem y se cuela en las entrañas de El hormiguero para descubrir cuál es la manera más divertida de hacerle pagar a Pablo Motos el desafío que le propuso a Caiga quien Caiga antes de su estreno: entregarle las gafas a la princesa Letizia.
Caiga quien caiga estrena una nueva sección: el reportero invitado, en la que un famoso se convertirá durante un día en intrépido reportero del programa. Y quién mejor para inaugurar la sección que Paula Vázquez, que deja a un lado su rol de presentadora para enfundarse el traje negro de CQC y acudir a un torneo benéfico de pádel. Con arrojo, descaro y grandes dosis de atrevimiento, Paula entrevista a reconocidos personajes como Iker Casillas, David Bustamante o Feliciano López, entre otros. Además, Paula nos ofrece una íntima entrevista en la que nos recomienda, en clave de humor, cuáles son las claves para que una mujer esté siempre perfecta.
Además, el programa recupera la mítica sección Curso de ética periodística. En ella, la presentadora rastreará aquellos titulares de la prensa escrita y digital que merecen una lectura crítica - y, por qué no, un pequeño tirón de orejas -. Contradicciones, curiosidades, recomendaciones y malos hábitos de la profesión que a más de uno le pueden llegar a dejar perplejo.