Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Programa 1: Virgen del Puerto, La Folía, El Bando de la Huerta y La Fiesta del Pino y el Toro de Cuerda

"El que no le tiene devoción a la Virgen tiene el corazón vacío", afirma un hombre que se presenta como "La gran estrella Deborah Star Blue" y asiste a la romería de la Virgen del Puerto en Plasencia, Cáceres. Mientras los demás fieles agitan sus pañuelos y cantan a su patrona, Deborah Star aprovecha para escuchar el fútbol con unos auriculares.
En la mayor parte de los pueblos de España, las fiestas importantes se celebran en honor a la Virgen o Santo de la localidad. Una de las más curiosas es La Folía, una romería por el mar que tiene lugar en San Vicente de la Barquera. Los baraquereños rememoran la llegada de su patrona, la Virgen de la Barquera, a aguas de la ría de San Vicente en una pequeña embarcación sin tripulación, ni velas, ni remos. "Es un momento precioso, para nosotros es muy emocionante", comenta entre lágrimas Manuel, uno de los picayos que acompaña a la imagen de la Virgen hasta la embarcación. Desde otros barcos, los fieles realizan cánticos y lanzan cohetes. "Esto es impresionante. Desde que bajé de la montaña no me lo he perdido ni un año", dice a los reporteros de Fiesta Fiesta el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla.
No todas las tradiciones tienen carácter religioso. En muchas localidades de España se celebran auténticas exhibiciones festivas por cualquier motivo pagano. Decenas de jóvenes saltan encima de un Audi. En la parte de atrás se le ha soldado una plancha para cocinar... "Me da igual que se rompa el coche. Hoy hay que disfrutar". Afirma el dueño del vehículo transformado para la ocasión. Y es que todos los años, al inicio de la primavera, charangas, gigantes y cabezudos, grupos de baile y carrozas tiradas por tractores, llenan las calles de Murcia para participar de un espectacular desfile: El Bando de la Huerta. "Ser murciano es lo más grande que a uno le puede pasar", desde las carrozas, huertanos vestidos de época reparten todo tipo de alimentos típicos de la región: michirones, pipirrana, zarangollo o salchichas. "Mira todo lo que he cogido. ¡Por lo menos esta noche cenamos!", bromea un hombre mayor que enseña toda la comida que ha recopilado en un sombrero de paja.
En otras fiestas paganas la gente participa con auténtica devoción... La Fiesta del Pino de la localidad barcelonesa de Figaró Montmany, es espectáculo un ancestral. Los hombres del pueblo suben a la montaña a primera hora de la mañana y cortan el mejor pino del entorno. Entre disparos de trabucos, bajan el árbol al pueblo y lo "replantan" en la plaza principal. Al final del día, el pino arde en medio de la algarabía popular. "El pino se quema para que llueva", comenta, orgullosa de su tradición, una de las vecinas de Figaró mientras contempla como el tronco desaparece entre sus cenizas.
Otro de los grandes protagonistas de las fiestas en España es el toro. En la localidad malagueña de Gaucín se celebra el Toro de cuerda, una tradición que según cuenta la leyenda, se remonta a tiempos inmemoriales. La fiesta consiste en correr por las calles del pueblo un toro amarrado por los cuernos, "la cuerda es para que, si coge a alguien, no le trompee mucho". Los mozos o espontáneos realizan recortes y pegan capotazos al animal. "Hoy yo no bajo ni a por el pan", comenta una señora del pueblo que asiste a la fiesta desde su balcón.