Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Paro: Nadie está a salvo

El paro ha vuelto con fuerza a la economía española. 2009 empieza con tres millones de parados, un millón más que hace doce meses. Y las previsiones auguran más de cuatro millones de parados en los próximos meses
Después de crear ocho millones de empleos en los últimos 10 años, el desempleo, esa pesadilla de la economía española durante los años 80 y primeros 90, vuelve con una rapidez inusitada. Los últimos meses han sido de record: 200.000 parados registrados más en octubre, 170.000 en noviembre... Y nadie está fuera de su alcance.
Paro: Nadie está a salvo, el reportaje de los Servicios Informativos de Cuatro, abordará los números del paro y la historia detrás de los números, las vidas de los que se enfrentan por primera vez al paro, en muchos casos con una edad complicada y también las vidas de los más jóvenes que no consiguen integrarse con unas condiciones dignas en el mercado laboral.
¿Por qué aumenta tan rápido el paro?¿Hasta dónde puede aumentar el paro? ¿Por qué volvemos a distanciarnos de Europa al hablar de desempleo? ¿Estamos ante nuestro peor momento de paro? Estas son algunas de las preguntas planteadas en el programa, que también contará con la experiencia de nuevos parados como Rosario, directiva de una empresa en Andalucía y por primera vez en paro. Por su parte, Miquel, joven comercial inmobiliario de Manresa, lleva un año en paro con un hijo y una hipoteca de 700 euros. José Antonio y su mujer Esperanza, de Córdoba, son una de las 600.000 familias que tiene a todos sus miembros desempleados. También están los casos de Neftalí, economista colombiano experto en administración de empresas, que aún espera una nueva oportunidad en España, o de Soledad, de 50 años, administrativa en paro después de 15 años en la misma empresa, o de Roberto, de 31 años y doctor en psicología, un joven sobradamente preparado que ni así consigue integrarse con unas condiciones dignas en el mercado laboral. Ninguno de ellos asimila aún que un día alguien decidió que sobraban.