Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

A Paloma Fernández le falla la autoestima

Paloma Fernández Gómez, coruñesa de 35 años, tiene problemas de autoestima desde hace mucho tiempo y ha decidido entrar en la casa dispuesta a que eso cambie.
Paloma se siente muy sola y dice que la gente no le presta demasiada atención ni da la importancia necesaria a lo que la pasa. Hace tres meses murió su madre, la persona a la que más quería, y nadie la llamó. Desde entonces se siente más sola todavía. Sus amigos la han abandonado y siente que la gente con la que se relaciona la utiliza. Cree que no vale para nadie. No se valora absolutamente nada, no se quiere, incluso hasta se cae mal a sí misma. "No se puede ser tan idiota", afirma.
Esta nueva inquilina de la Casa de Cristal quiere sentirse una persona como el resto de la gente y sentir que realmente está aquí para algo.