Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Opinión de Gabilondo: 19 de mayo

"Los gitanos rumanos son perseguidos en Italia, donde viven en situaciones pésimas. Lo ha denunciado la enviada especial del Parlamento Europeo"
"Los gitanos rumanos son perseguidos en Italia, donde viven en situaciones pésimas. Lo ha denunciado la enviada especial del Parlamento Europeo. En Sudáfrica, los pobres de los suburbios de Johannesburgo matan a los hambrientos que llegan de Mozambique y de Zimbabwe. En Euskadi, ETA hace estallar coches bomba y pretende que nos creamos que defiende a la desesperada la supervivencia de un pueblo perseguido a sangre y fuego. Sus acciones producen llanto, pero su causa da risa. El lehendakari viene mañana a Madrid, quiere hablar del problema de Euskadi, pero ese problema ya es más suyo que de Euskadi. El hartazgo ciudadano es clamoroso, y un político debe diferenciar los frutos verdes de los maduros y de los que han quedado pochos. Muchos lo ven con claridad en el PNV. Si callan, o si lo denuncian en voz baja, es porque respetan al lehendakari y porque se acercan las elecciones. En el PP el problema es recurrente. La derecha española nunca fue al centro para quedarse. A la España en la que creen se llega navegando siempre a estribor, siempre a la derecha. A la victoria electoral no. Andan a la greña, disputándose el timón, la nave no para de dar bandazos, podría zozobrar. Ya les contaremos lo que ha quedado registrado hoy en el cuaderno de bitácora. El Gobierno, bien, gracias; demasiado bien si vemos el cuadro de luces, en el que hay muchas bombillas rojas encendidas. Solbes no quiere oír hablar de crisis, pero habla de desaceleración acelerada. No entendemos nada y esperamos a ver si se desacelera la desaceleración y hay mar de fondo con la financiación autonómica. Y, por último, la muerte de un magistrado del Constitucional puede determinar el futuro de grandes asuntos políticos de fondo, y es lamentable comprobar que todos sabemos en que sentido porque todos los percibimos como piezas de los partidos."