Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Opinión de Gabilondo: 22 de diciembre

"En su intervención del pasado jueves en este mismo plató, Zapatero no nos dijo la verdad"
"Antes de entrar en las alegrías de la loteria, noticia indiscutible de la jornada, hemos de comentar algo muy serio y nada grato. En su intervención del pasado jueves en este mismo plató, Zapatero no nos dijo la verdad. Aseguró que no sabía nada de los vuelos de la CIA y que, de saberlo, lo hubiera denunciado. Y no es cierto. Como la SER informó dos días después, en el año 2005, con Zapatero ya en La Moncloa, el Ministerio de Defensa autorizó un vuelo a Guantánamo que daba apoyo a otro avión con presos. La petición se hizo cuando Bono era ministro. El informe secreto que lo consigna se elaboró cuando ya era ministro Alonso. No llegó a utilizarse dicho permiso, pero el permiso se condeció. Y era el año 2005, ya no cabía eludir al contexto hiperemotivo tras los atentados de las Torres Gemelas. En el 2005 Guantánamo era ya un escándalo mundial. Y Zapatero nos dijo que no sabía nada, y que, de saberlo, lo hubiera denunciado. Como el Partido Popular no tiene el menor interés en bucear en esta cuestión, ya que se entregó sin condiciones a la voluntad de Bush, la complicidad de nuestro país en esos vuelos secretos pasará al capítulo de los misterios eternos. Pero nos quedará la penosa sospecha de que también los gobiernos de Zapatero miraron hacia otro lado. Era brillante la tesis de que Bush no se hubiera atrevido a pedir nada después del portazo de Irak. Pero más parece que, tras dicho portazo, ya no quedaba mucho gas para agraviar con otra cosa a Washington. Ahora toda la historia nos deja un sabor muy amargo, de secretos y mentiras sin cintas de vídeo, en torno a tema tan repugnante, tan fuera de la ley, tan fuera de los derechos humanos como estos vuelos de la CIA. Dicho lo cual, ya nos podemos incorporar a las alegrías de esta jornada, pórtico de la navidad, con el sorteo de la lotería."