Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Opinión de Gabilondo. 15 de Octubre.

"Les propongo hacer nuestra la ira y la preocupación de una ciudad, San Sebastián, que el pasado viernes asistió a una verdadera batalla campal"
"Antes de adentrarnos en otros asuntos de la actualidad les propongo hacer nuestra la ira y la preocupación de una ciudad, San Sebastián, que el pasado viernes asistió a una verdadera batalla campal. O, mejor, precisemos. Durante horas, las principales calles del centro fueron ocupadas por centenares de vándalos vascos. La ertzaintza fue desbordada por completo. Ustedes vieron las imágenes de los incendios, las barricadas, las humaredas. Y ya les contamos por qué pasó lo que pasó. Unos extremistas, de la izquierda radical vasca, protestaban porque otros extremistas, de la derecha radical española, se querían manifestar. El hecho es que tuvimos varias horas de fascismo puro sin que la autoridad lograra imponerse. Estas son nuestras crías. Matones que se creen patriotas, especializados -con nuestra tolerancia- en amedrentar hombres, mujeres y pueblos con la boca llena de libertad. Fue una vergüenza para Donosti, un horror para los donostiarras, y una humillación para la policía vasca y para sus responsables. Mañana llega Ibarretxe a Madrid. Cree que el problema de Euskadi está en Madrid y que en Madrid tiene que hallar la solución. Pero se equivoca. Puede que algún día sea así. Pero, hoy por hoy, el problema político y ético de Euskadi está en Euskadi. Lo tiene en casa. Y lo tiene que gestionar él."