Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así fue el Mundial de Sudáfrica 2010

Arrancó el 11 de junio con una ceremonia inaugural llena de color y de guiños a la cultura africana, ya que era la primera vez en la vida que África acogía este torneo
Cuatro años hay que esperar para poder vivir un Mundial, la cita futbolísitica más grande. Por ello, cuando por fin llega, nadie quiere perder ni un sólo detalle y todos quieren que salga a la perfección.
Días antes del comienzo del Mundial, durante la celebración de los partidos amistosos, se vivieron algunos momentos polémicos relacionados con el tema de la seguridad . Varios periodistas fueron amenazados y atracados en su propia habitación de hotel, lo que hizo poner en duda si la elección de Sudáfrica como pais anfitrión del Mundial, había sido una buena idea. Además, las multitudes de aficionados-los bafana bafana -que se agolpaban a las puertas del hotel de concentración de Sudáfrica y las avalanchas sufridas tras los amistosos pusieron en preaviso sobre cómo controlar estas mareas humanas.
El partido inaugural entre Sudáfrica y México sirvió para olvidarnos de la seguridad y comenzar a preguntarnos sobre las trompetas. ¿Qué es ese ruido que inunda el campo y que no permite escuchar ni a los comentaristas? ¡Las vuvuzelas ! Algunos técnicos pidieron a la FIFA su prohibición, se hicieron estudios médicos que explicaban sus efectos, pero la FIFA consideró que se trataba de una parte de la cultura futbolística como los bongos, los cánticos (y suponemos que nuestro "Manolo el del bombo") y aprobó su uso, ¡y vamos si las usaron!
El transcurso del Mundial trajo muchos temas a primer plano, que han sido debatidos durante el mes que ha durado el torneo. Uno de ellos son los errores arbitrales. Siempre quedará en nuestra memoria los goles en fuera de juego que subieron al marcador, como el de Tévez para Argentina frente a México; las patadas y demás jugadas polémicas que quedaron sin tarjeta roja, como el patadón del holandés Neil de Jong sobre Xabi Alonso; o el error garrafal al no conceder el gol fantasma de Lampard , perjudicando así a Inglaterra en su partido frente a Alemania, tercera clasificada de este Mundial.
Maradona , sin conseguir clasificar a Argentina para semifinales, fue otro de los grandes protagonistas. Convirtió cada rueda de prensa en un show, cada partido en un espectáculo. Comenzo hablando mucho y se despidió con la boca cerrada. Tras la eliminación de la albiceleste anunció que dejaba su puesto como seleccionador.
Teníamos muchas esperanzas puestas en las estrellas, el Mundial estaba plagado de ellas: Kaká, Rooney, Cristiano, Drogba...todos resultaron ser una decepción. Tan sólo cumplieron los jugadores que ya sonaban de La Roja, como Xavi e Iniesta, a quienes se suman Muller, Ozil, Robben, Sneijder, Forlán como los mejores. El uruguayo, además, se ha llevado el balón de oro del Mundial, quedando en segunda posición Sneijder y en tercera el español Villa. El alemán Muller ha sido el goleador.
Iker Casillas completó el Mundial de su vida, comenzando de menos a más y convirtiéndose en el 'guantes de oro'. El penalti parado a Cardozo en el partido frente a Chile y las actuaciones determinantes frente a Alemania, así como los dos mano a mano que sacó a Robben en la final le han encumbrado aún más, si es que eso era posible. Su pareja, la guapa periodista Sara Carbonero, pasó de ser el gafe -The Times le culpó de la derrota frente a Suiza- a convertirse en casi un talismán para el de Móstoles.
No menos protagonista fue el pulpo Paul , quien con un 100% de acierto en los pronósticos hechos sobre los enfrentamientos de Alemania -incluyendo la derrota frente a 'La Roja'., nos llenó de moral al vaticinar que ganaríamos la final frente a Holanda. Y así fue. En España le consideramos uno más de nuestra victoria.
El 11 de julio, día de la gran final, comenzó con una amena y divertida ceremonia de claúsura. Al igual que en la inaugural, no faltó los cánticos y el color. Shakira interpretó su Waka Waka y Nelson Mandela, que no pudo estar presente en la inauguración por el fallecimiento de su bisnieta, sí estuvo en la de claúsura con su sonrisa permanente.
El Mundial 2010 finalizó con la consecución de nuestro sueño: ser campeones del mundo. Jugamos una gran final frente a Holanda, que a pesar del juego sucio no pudo parar a la máquina de 'La Roja'. El gol de Iniesta , a cuatro minutos de completar los 120 de prórroga, hizo que explotaramos de alegría y que las calles de España se llenara de la marea Roja. La celebración del día 12 de julio por las calles de Madrid, con un millón de aficionados esperando a los jugadores, habla por sí sola del orgullo y de lo entregados que nos tiene esta selección.
Párrafo aparte merece Vicente del Bosque , a quién estaremos eternamente agradecidos no sólo de auparnos a lo más alto, sino por la manera en qué ha conseguido que 'La Roja' enamore a todo el mundo por su juego y sus valores.