Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Master and Commander: Al otro lado del mundo

Russell Crowe surca los mares en Home Cinema
El australiano Peter Weir (Único testigo) se embarca en una aventura épica de gran envergadura tras una valiosa filmografía marcada por su afán de retratar el choque entre diferentes culturas. Aquí convierte en grandioso espectáculo visual la serie de novelas Master and Commander, de Patrick O'Brian, en concreto la décima entrega, titulada Al otro lado del mundo, todo un superventas internacional que retrata la vida en alta mar a comienzos del siglo XIX a través del tándem formado por Aubrey y Maturin.
La cinta, con cuatro premios BAFTA y dos Oscar a la Mejor Fotografía y Mejor Edición de Sonido, cuenta para su papel protagonista con el talento de todo un gladiador: Russell Crowe.
Sinopsis
Las guerras napoleónicas fueron una época para el valor marinero más allá de la llamada del deber y para las aventuras heroicas en los procelosos océanos. Y no hay nadie más valiente, más honrado y más comprometido con los esfuerzos bélicos del Imperio británico que el capitán del HMS Surprise, Jack Aubrey. En 1805 recibe órdenes de capturar el buque insignia de la Armada francesa, el Acheron, un barco muy superior al suyo. Cuando el navío galo lanza un contraataque sorpresa, Aubrey, a pesar de los enormes daños sufridos por su barco y por su leal tripulación, toma la decisión crucial de perseguirlo por los mares del Sur y cumplir su misión. Sobreviviendo a los témpanos de hielo de la Antártida, a una feroz tormenta en el Cabo de Hornos y a los rumores de un motín a bordo, Aubrey está decidido a torpedear la misión de alto secreto del Acheron, que pretende apropiarse del valioso cargamento de la flota ballenera británica. Sin embargo, todos los planes de perseguir a los bucaneros se truncan cuando Maturin, su fiel consejero y cirujano de a bordo, tiene que operarse a sí mismo para salvar su vida. Mientras se recupera, traman juntos un ingenioso plan inspirado en la ciencia para atrapar al Acheron de unavez por todas.