Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mad Men

Sin títulocuatro.com
En la agencia de publicidad Sterling Cooper no importa lo que seas, sino cómo lo vendas. ¡No dejes de ver todas las semanas los vídeos de cada capítulo!
Matthew Weiner, guionista y productor de una de las series más aclamadas de los últimos años, "Los Soprano", es el "culpable" de que crítica y público vuelvan a rendirse ante un nuevo éxito, "Mad Men".
Ambientada en una agencia de publicidad del Nueva York de principios de los 60, la serie disecciona magistralmente un mundo en el que el racismo y el acoso sexual formaban parte de la vida diaria de los ejecutivos (todos hombres blancos) que toman decisiones entre martinis y humo de tabaco. Protagonizada por el equipo creativo de una importante agencia de publicidad, "Mad Men" es una ventana que muestra el día a día de estos ejecutivos. Cómo trabajaban, competían e intentaban además tener una vida personal. Donde los hombres poderosos mandaban mucho y las mujeres, normalmente con puestos administrativos, eran al final imprescindibles para el funcionamiento de la empresa.
Con una cuidadísima dirección artística, ambientación, guión y grandes interpretaciones, "Mad Men" consigue reproducir milimétricamente los ambientes, el vestuario, la forma de ser y estar de una época opuesta a lo que hoy conocemos como 'políticamente correcto'. La serie se adentra en la vida de los ambiciosos y competitivos ejecutivos de Sterling Cooper, una agencia de Madison Avenue, acostumbrados a hacer de la venta un arte. Todo se puede vender, desde cigarrillos a candidatos políticos, y cualquier método vale para hacerlo con tal de que sea impactante y original.
En unos años en los que los publicitarios tenían una extraordinaria influencia en las decisiones del público, la agencia de publicidad Sterling Cooper es una de las de mayor prestigio. Sus "mad men" (nombre que se daba a los ejecutivos publicitarios por su tipo de trabajo y como abreviatura de la calle donde se concentraba el mayor número de agencias de publicidad, Madison Avenue) son creativos y directores de cuentas sin escrúpulos guiados por su ego y su apetito sexual que se mueven en una sociedad marcada por una moral hipócrita, con los prejuicios y la discriminación como tónica dominante.
Entre ellos destaca Don Draper (Jon Hamm), el director creativo de la empresa, que lucha por no perder a sus clientes a manos de los ejecutivos más jóvenes, como el ambicioso Pete Campbell (Vincent Kartheiser). Además de su lucha por el poder, los dos tienen en común su afición a las mujeres, entre las que se incluyen, en el caso de Draper, su esposa Betty (January Jones), su secretaria Peggy Olson (Elizabeth Moss) y la ilustradora artística Midge (Rosemarie DeWitt). Apoyando a Draper se encuentra Roger Sterling (John Slattery), uno de los socios de la agencia.
El origen
Matthew Weiner, creador de la serie, ha declarado que se inspiró en la película El apartamento de Billy Wilder, ya que al ver el filme sintió que esa época y el tipo de vida le llegaban directamente, al mostrar una América que se jacta del éxito pero que sin embargo, en su esencia, es muy insegura. Una época donde los hombres tenían todo el poder y las mujeres imaginaban qué hacer en su posición. Además, Weiner tuvo claro desde el principio que la historia debía ambientarse en una agencia de publicidad, ya que en esa época la publicidad comenzó a ser una obsesión nacional y a tener una gran influencia en la sociedad.
Weiner, además afirma que "lo realmente extraordinario es que si quitas todo el envoltorio -las grandes faldas, las medias, las reuniones llenas de humo- los personajes siguen pareciendo extremadamente contemporáneos. Estos personajes no les resultarán del todo ajenos a los espectadores. Calcular cómo ascender dentro del mundo corporativo o tratar de mantener su complicada vida personal es algo que todos podemos relacionar con nuestra vida diaria."
Audiencias
La segunda temporada del gran éxito de AMC se estrenó con una audiencia de 2 millones de espectadores, lo que supuso un aumento de un 113% respecto a la media de la primera temporada (915.000). "Mad Men" consiguió 955.000 espectadores en adultos entre 18 y 49 años, un 89% más que lo obtenido en la temporada anterior.
Premios
Ganadora de 3 Globos de Oro (dos a Mejor Serie y uno a la Interpretación de John Hamm), 6 Emmys (a Mejor Serie Drama, Dirección, Fotografía, Peluquería, Títulos de Crédito, Guión Original) de más de 10 nominaciones. Además, cuenta con 11 premios más y 19 nominaciones a otros importantes galardones que respaldan la producción, dirección artística, interpretación... Reconocida en los Globos de Oro como Mejor Serie Drama por dos años consecutivos. Hasta el momento, todas las nominaciones de los Globos de Oro, las ha ganado.