Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carmela y Chico

"Él quiere casarse por la iglesia para darle una alegría a su madre, pero a mi el concepto de los curas no me gusta. Yo prefiero una boda civil"
José Miguel y Mari Carmen, Chico y Carmela, como les llaman sus amigos y familiares, se conocieron hace seis años en un bar de Jerez. En la actualidad han decidido dar el paso del matrimonio debido a una leucemia que sufre que sufre la madre de Chico según nos explica Chico. "Nos queremos casar ahora por su madre. Hace tres años le detectaron una enfermedad en la sangre, una especie de leucemia. Ya no tiene pelo, ella está muy feliz porque ha conocido un hombre, pero este hombre se ha puesto enfermo, tiene cáncer de colón. Tiene fuerzas para luchar por ese hombre. Se la detectaron hace tres años, pero no la podían tratar hasta que diera la cara y hace seis meses pasó."
La diferencia de edad entre ellos no ha sido un problema nunca según nos explica Carmela. "Yo tengo 36 años el tiene 30. Cuando empezamos a salir, yo tenía 29-30 y el tenía unos 22 o 21, noté la diferencia, pero yo soy una persona que no me gusta una persona al lado seria, sino que me haga reír, que tenga juventud y el es así". De hecho hace una año Carmela decidió instalarse a vivir en la casa de Chico y afianzar un poco más así la relación.
Carmela y Chico aún no han decidido bien como va a ser su boda ya que ambos tienen dos conceptos muy diferentes. Para Carmela lo ideal sería un boda civil. "Mi boda me gustaría que fuera por lo civil porque yo paso de los curas. Yo estuve en un colegio de monjas y para mí los curas y las monjas eran lo principal, pero ahora me he dado cuenta de que no, de que van a sacar dinero.". Mientras para Chico lo ideal sería una boda religiosa. "Yo quiero casarme por mi, porque al estar con una pareja lo normal es buscar un casamiento, pero mi madre me ha dado un empujón. Ella quiere por la Iglesia porque es muy religiosa, le gustaría casarme por la Iglesia y para mí mi madre es lo más grande."
En lo que tampoco se ponen de acuerdo es en el vestido de la novia. Carmela quiere algo sencillo y sobre todo que no sea para nada tradicional. Incluso no descarta si le gusta el casarse de cualquier color que no sea blanco. Carmela nos explica que "El vestido muy sencillo. Nada pomposo, sin tiaras, velo y demás. Simplemente muy guapa pero sencilla". Mientras por su lado a Chico le gustaría que su futura mujer ese día llevara un vestido clásico y sobre todo con velo. "A mí me gusta el traje blanco, largo y con velo. Una novia debe ir bien vestida. La quiero ver como una reina completamente con su velo, su cola, sus joyas." Cosa que Carmela no quiere ni ver por asomo Carmela.
En cuanto a la celebración posterior a la boda es en lo único que están conformes. Los dos desean que sea un sitio en el exterior y sobre todo que la comida no sea de diseño, sino que se coma bien como explica Carmela. "El tipo de boda que me gusta es en un jardín muy grande con la gente comiendo en el jardín como en las películas americanas". "En cuanto al menú, el que cogiéramos no sería de pitiminí ni de postín. Lo del plato grande con una migaja no nos va. Eso es de pitiminis. A nosotros nos gusta que la gente coma cosas que les gusten y sobre todo que se harten y luego digan: ¡Cómo hemos comido en la boda de Carmela y Chico!".