Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Capítulo 7: La niña fantasma

Nikoletta vuelve a viajar al mundo de los muertos. Ahora lo hace en la casa de la familia y las cosas no salen tan bien como en el ensayo. Elisa no admite intrusos. Su enfurecido espíritu tampoco está dispuesto a permitir que los Pardo Simón vendan la casa, aunque eso implique poner en riesgo la vida de los posibles compradores.
Lara, que continúa secuestrada por el encapuchado de las tres medias lunas, conseguirá dejar el rostro de éste al descubierto. Entretanto al comisario Poveda le surge un nuevo problema: la inspectora Ruth Berlín , tras una sorprendente mejoría, vuelve a estar en activo y gracias al médium Jorge Selvas consigue averiguar lo que le quiso decir el difunto Merino en la última nota que escribió.
En uno de sus viajes al pasado la pequeña Ana conocerá al mejor amigo de Raúl, ahora ya es un adulto y no ha conseguido olvidarla. Por su parte Silvia pone en práctica un peligroso juego junto con su nueva amiga Berta. Ella parece seguirle la corriente pero busca algo más. ¿Qué se oculta tras su desparpajo? ¿Por qué tiene ese descarado interés por lo que ocurre en la casa?