Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Capítulo 3: Muerto en el agua

Leyendo el periódico, Dean pone especial atención en el caso de una misteriosa víctima que ha muerto por ahogamiento en un pequeño pueblecito de Wisconsin. Los hermanos se trasladan hasta allí y tras ponerse al frente de esta investigación, Sam y Dean descubren que más personas han muerto ahogadas en el mismo lago, el lago Manitoc, pero sus cuerpos nunca fueron encontrados.
Cuando los hermanos llegan al pueblo entablan relación con Andrea, una chica joven y su hijo Lucas, cuyo padre es una de las víctimas. Pronto, Dean y Sam empezarán a creer que el lago está poseído por un espíritu.