Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alemania y Maradona humillan a Argentina

Los germanos regalan una goleada histórica (0-4) a una Argentina que no juega a nada. Los alemanes serán los rivales de España en semifinales si 'La Roja' vence a Paraguay.
Cuando se enfrentan una equipo que sabe a lo que juega (verticalidad total mediante combinaciones rápidas y movimientos sin balón) y otro que no juega a nada (único objetivo: que el balón llegue, da igual cómo, a los de arriba para que éstos definan) suele ganar el que tiene un estilo marcado por un entrenador. Y si es en cuartos de final de un Mundial, el mundo entero es consciente de ello. Y si el enfrentamiento es entre dos escuadras con mucha tradición, el partido se convierte en histórico para ambos. Y si el entrenador (otrora mejor futbolista del planeta) es un bocazas que se ha ido ganando enemistades a lo largo de todo el campeonato, ahora tendrá que callar.
Porque el equipo con mejores jugadores ofensivos del torneo (Messi, Higuaín, Tévez, Agüero, Diego Milito,...) funciona en una organización caótica. Solo Mascherano une a los de arriba y a los de abajo. No hay nadie que haga que el balón llegue en condiciones, que fluya (sin Pastore ni Verón en el equipo), y el mejor futbolista del mundo (y una decepción más entre las actuaciones de muchos 'cracks' en este Mundial) debe bajar a recoger la pelota en la posición de mediocentro. Y un equipo roto en dos es como un juego de niños para el rodillo alemán. Los de Löw tienen la moral por las nubes, y saben esperar su momento. Más aún cuando el partido se les puso de cara muy pronto. A los dos minutos, Müller, que hoy ha vuelto a maravillar (algo que no podrá hacer en semifinales, ya que está sancionado), cabeceó una pelota botada desde la izquierda y facilitó aún más el planteamiento germano. Enfrente, Maradona se enfrentaba a su primer contratiempo en este Mundial y, como le pasó ayer a Brasil, demostró no tener capacidad de reacción. Klose perdonó el segundo en el 23', y Argentina se mostraba impotente y carente de ideas durante toda la primera mitad.
Tras el descanso, los de Maradona empujaron mucho más, y a base de esa raza 'made in Argentina' inquietaron a los siempre pacientes germanos... Y es esta Alemania te mata a la contra, como ya había demostrado ante Inglaterra. Porque el empuje sudamericano duró hasta que Klose empujó a la red un regalo de Podolski tras gran jugada de la delantera germana. Ahí se acabó el partido y Alemania se ensañó (¿quién sabe si con más vehemencia por lo 'picados' que llegaban al partido?) dando un repaso histórico a Argentina. En el 74' un jugadón de Schweinsteiger, ante la pasividad de la zaga albiceleste, lo remató Friedrich para poner el tercero. Ya en el 89' Klose marcó el cuarto... y avisa a futuros rivales: las contras germanas aniquilan a cualquiera.
Y ahora Alemania jugará la semifinal el miércoles a las 20h30 frente a España o Paraguay. Si los de Del Bosque pasan, veremos un espectacular partido con aroma a gran final. Por su parte, Maradona recibirá ahora una infinidad de críticas. ¿Sabrá 'D10S' tomarse adecuadamente su propia medicina?