Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ahora o nunca

Tras la operación de Izzie, todos están expectantes. Quieren comprobar si ha sido exitosa y sobre todo que no le haya quedado ninguna secuela. Pero los primeros síntomas apuntarán a algún daño en su memoria a corto plazo. Alex hará todo lo posible para que su mujer supere todas las complicaciones.
Pero lo que parece claro es que la situación de Izzie, ha afectado a todos de una manera u otra. Meredith y Derek no quieren perder más tiempo, están dispuestos a casarse en cuanto salgan del trabajo. Cristina y Owen vuelven a reconciliarse. Mark se resiste a aceptar la negativa de Lexie. Y por su parte George, a pesar de saber que sus compañeros no le comprenderán, tomará una decisión que cambiará su vida radicalmente.
Por otro lado Bailey tendrá que tomar una importante decisión que implica cambios en su carrera profesional y probablemente en su vida personal. Y es que acaba de ser admitida en el departamento de cirugía pediátrica, pero comenzar una nueva especialización supondría trabajar más horas. No está segura de que su familia pueda soportar de nuevo esta situación.
Además, la llegada de una víctima de un fatal accidente, obligará a todos los médicos del Seattle Grace a trabajar en equipo. La víctima llega completamente desfigurada tras ser aplastada por un autobús, será esencial que todos los médicos intervengan rápidamente para poder salvar su vida.