Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mascotas y dueños en apuros

Perros a lo Michael Jakcson, caniches terroríficos o auténticas lobas con piel de mascota... Malas pulgas mostrará casos extraordinarios en la vida de los canes.
En cada programa, se podrán conocer varios casos en los que los dueños no son capaces de controlar a sus mascotas. Para Borja, el 90% de los problemas se debe a la incapacidad de los dueños de entender las necesidades de sus animales y a la práctica normal de aplicar psicología humana a nuestro perro, lo cual no hace sino agravar los problemas.
Para conocer las necesidades de cada caso concreto, Borja llevará a cabo una entrevista con los dueños, en la que se pondrá de manifiesto cuál es el problema y su origen y durante la rehabilitación, irá explicando y corrigiendo la actitud no sólo del animal, sino también de su dueño. Además, en algunos programas, los espectadores podrán ver un reportaje especializado conducido por Borja Capponi en el que se descubrirán otras facetas de la convivencia con el perro.
Estos son algunos de los casos:
LUCKY MOONWALK
El problema de Lucky es que se bloquea con los suelos de parquet, como los de su casa. Se queda petrificado hasta que se decide a pasar de una habitación a otra, todo un dilema. Y pasar por el quicio de la puerta es toda una aventura, lo hace marcha atrás, lo cual resulta asombroso. En realidad, prefiere quedarse tumbado en las alfombras y pisar el suelo lo menos posible.
VIRGINIA, LA PELUQUERA DE PERROS
En este caso, la protagonista es la dueña. Convive con seis perros, tres caniches gigantes y los demás de otras razas. Uno de los caniches gigantes se ha hecho el líder de la manada y los demás le obedecen a él en vez de a Virginia. Ella tiene una peluquería, en la que nadie puede entrar sin sufrir los ataques constantes de las mascotas: ladran a todo el mundo que entra y entorpecen su trabajo. En casa se portan bien, pero en la calle son un desastre. Virginia ha hecho cursos de adiestramiento, pero se reconoce incapaz de controlar a sus perros.
NUBIA Y CLOE, ANSIEDAD POR SEPARACIÓN
Nubia y Cloe son dos perras preciosas que se vuelven incontrolables cuando sus dueños se marchan. Nubia sufre un gran trastorno de ansiedad por separación. Incluso ha estado a punto de provocar un terrible accidente en casa: fue capaz de subirse a la vitrocerámica de la cocina y encenderla. Le han recetado ansiolíticos y a sus dueños les preocupa bastante. Por su parte, Cloe consiguió engañar al equipo del programa que, en un principio, pensó que ésta no era la dominante. Se equivocaban: bajo el plácido aspecto de Cloe se esconde toda una loba.