Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Microsoft venderá la Xbox One sin Kinect a partir de junio

Xbox Onecuatro.com

Microsoft ha anunciado que apartir del 9 de junio la Xbox One se podrá comprar sin el Kinect, el dispositivo de reconocimiento del movimiento y la voz que permite controlar la consola sin utilizar el gamepad

Microsoft decide igualar la estrategia de su rival Sony, compañía que lanzó al mercado su consola de nueva generación PlayStation 4 a un precio menor y con la opción de no adquirir el sensor de movimiento.
Kinect ha sido un accesorio conflictivo desde que se anunció la salida de la Xbox One. En un primer momento la compañía anunció que este dispositivo sería indispensable para la consola de nueva generación, y hasta hace unos meses Microsoft seguía insistiendo en que la consola no se podría comprar sin Kinect.

Hasta hoy. Ha sido esta mañana cuando Phil Spencer, presidente de Xbox, ha anunciado que desde el día 9 de junio existirá la posibilidad de adquirir la consola sin Kinect, que se podrá seguir comprando por separado.
Esta decisión abaratará el coste de la consola. El precio del pack sin Kinect será de 399 euros, la cifra por la Sony vende actualmente su PlayStation 4. Esta rebaja supone un descenso en el precio de 100 euros.